lunes, 3 de diciembre de 2007

·Historia con final abierto·

Allí estaba de pie en medio de la sala de profesores. “Cógelo, cógelo.” Le decía su amiga Gloria desde la puerta. Le temblaban las piernas, no sabía si quería robar el examen de historia. Si no lo aprobaba, sus padres le advirtieron de que no iría a la excursión de fin de curso. Se acercó a un gran armario que había en un rincón y abrió la puerta. Un montón de carpetas y archivadores, con etiquetas que informaban de la asignatura que contenían. “No puedo hacerlo, me pillarán.” Ese pensamiento rondaba en su cabeza. Acercó sus manos frías y temblorosas a la carpeta que contenía los papeles de historia. Apoyó la carpeta en la mesa y con el corazón encogido empezó a buscar el examen. “¿Dónde está? No lo encontraré.” En sus ojos se veía el miedo y la angustia que sentía en ese momento. “Aquí está.” Lo cogió y esbozó una pequeña sonrisa de alivio en su rostro. “Sra. Rodríguez, ¿qué hace aquí?” La profesora de historia la había pillado.

3 comentarios:

gustavina dijo...

Hola!!

Ya estoy otra vez aqui.
La verdad es que tienes razon, esto de los comentarios engancha...xDD

Jo que pasa en la historia...La expulsan??le hacen el examen??que pasa??

xDD
Se me va la pinza.
Bueno me voy...dew

besitos

davicyn dijo...

Buen yo tamen toi de vacuerdo cn bosquina y aora nos as dejado cn la intriga , a y luego n me digas q n te dejo comentario

saturnino dijo...

Muy bien. ¡Qué tensión! ¿No pudo su amiga Gloria detener a la profesora con cualquier excusa?

(Leyendo tu relato me olvido de que soy el profesor y que debería ponerme del lado de la profesora de historia.)