viernes, 29 de febrero de 2008

Historia de un soldado, un dragón y una princesa.

Había una vez un joven soldado enamorado de una preciosa princesa. Su padre le dijo que fuera a hablar con el dragón sabio que vivía en lo más profundo del bosque. Cuando llegó allí, él le explico al dragón que quería casarse con la preciosa doncella. A cambio de una bolsa de oro, el dragón decidió ir a hablar con la princesa. El dragón le explicó a la princesa los motivos por los que el soldado quería casarse con ella. Pero la princesa le dijo que no se casaría con nadie que no fuera de sangre real. El dragón enfurecido comenzó a escupir llamaradas de fuego y mató a la princesa. El soldado al enterarse cogió una tremenda depresión y se fue al encuentro de su princesa.

4 comentarios:

saturnino dijo...

No te puedes fiar de los sabios, aunque sean dragones.
Ni de las princesas tampoco, ¡ay!.

Buen relato. Irónico y conciso. Muy bien.

davicyn dijo...

Que pasa tu tambien como bosquina matais a la princesa como nada , los dragones son como un rey en tu historia ,que mal .
Pero me encanta le da un toque propio sin ser tradicional esta muy bien .

M dijo...

Me hizo mucha gracia lo de la depresión del príncipe,me lo imagino es su casa,atiborrándose de helados de chocolate.


Quedaría guay meter un poco de paja por enmedio,que se hace corto.

gustavina dijo...

OLAS!!!!

Ala!!!pobre soldado que murió por amor xDDD

Bueno pues una historia muy chula aunque no salen brujas LOL
Ala me piro
Adios