lunes, 22 de marzo de 2010

DREAMS OR REALITY? THAT'S THE QUESTION!

Siempre solemos soñar y planear algo que nos hace feliz sólo con imaginarlo, pero al final eso nunca ocurre, y siempre nos sucece algo inesperado que nos hace mucho más felices que lo que hemos meditado anteriormente.

¿No merece la pena vivir por esos momentos? Habrá gente que sea feliz con 5000€ diarios en el bolsillo o comprándose ropa de marca todos los días. A mí no me hace falta nada de eso. Una simple llamada perdida de esa amiga con la que has quedado, un privado por tuenti de ese amigo al que hace tanto que no ves, una abrazo de una de tus mejores amigas después de una charla importante o una mirada de ese chico tan especial... A mí sólo me hace falta eso, para sonreír tontamente como yo sólo sé hacer.

¿Merece la pena? Sin duda, sí.

1 comentario:

tú, o yo, o cualquiera... dijo...

Tú mereces la pena de verdad cariño. Es una de las pocas cosas que puedo afirmar con total seguridad. Los momentos buenos superan los malos, eso es cierto. Así que habrá que recordarlos no? Por lo menos te acercan una poca felicidad de antaño. (L)