domingo, 11 de abril de 2010

Él.
Solamente yo amo su nombre como nadie. Soy la única que se estremece al oír su voz. La única que llora con sólo verle. La única que es feliz con sólo saber que está bien. Nunca me había dado cuenta de lo importante que era en mi vida hasta ahora. Me conoce como nadie lo ha hecho en mi vida y es mi mitad sin duda. No quiero dejar de sentir esto por él nunca. Me muero por volver a estar a su lado. ¿Mañana? No es muy probable. ¿Para el mes que viene? Quizás.

No hay comentarios: