jueves, 6 de mayo de 2010

Es egoísta.
Pero prefiero que medio mundo se esté muriendo antes de que él esté triste.
Porque si él no es feliz, yo tampoco.

No hay comentarios: