miércoles, 19 de mayo de 2010

Las cosas simplemente no cuadran.
De repente siente cierto interés por mí, ¿o soy yo?
Bueno da igual, después de todo le tengo cariño.
Después está ese gran amigo, que se preocupa demasiado por mí.
Tengo tantísima suerte de tenerle, y me había dado cuenta hasta ahora.
El otro, no me quita ojo, ¡tocáte los cojones!
Pero sobretodo, ÉL, que lo sigo esperando (L)

No hay comentarios: