martes, 18 de mayo de 2010

Le esperaré hasta el fin.
No hace falta que me lo pida.

No hay comentarios: