miércoles, 5 de mayo de 2010

Me he es díficil aveces decir ciertas cosas que me muero por decir. No hay nadie más aquí que tú y yo. Dejaremos el mundo afuera. Nunca supe que tenía un sueño, hasta que ese sueño fuiste tú. Si yo me estuviera ahogando, tú partirías el mar. Y arriesgarías tu propia vida para rescatarme. Lo único que tengo para darte son estas cinco palabras: Thank you for loving me.

No hay comentarios: