sábado, 8 de mayo de 2010

Me prometo a mí misma que no voy a caer.
Que lo voy a evitar, porque esto me hace daño.
Pero cada vez que aparece, recaigo.
Es como una droga que sé que a largo plazo me va a hacer más mal que bien.

No hay comentarios: