domingo, 9 de mayo de 2010

No tengo ganas de nada.Me paso las tardes frente al ordenador escuchando canciones tristes o me pongo a estudiar. Cosa que es rara en mí ya que mi gran lema era no estudiar los findes de semana. Me muero por pasar un rato con mis amigas pero no me apetece salir. No sonrío por nada, a la mínima empiezo a llorar por cualquier tontería. Lloro con cada uno de sus mensajes. Esto no puede ser bueno para mí. Escucho miles de canciones buscando algún consuelo. Releo y releo nuestras conversaciones buscando un rayo de luz pero no lo encuentro. Me muero por saber como está, si todo se ha solucionado. Mataría a todas esas personas que le hacen daño, y hacen que todo esto sea más difícil.
Evito las preguntas de mi padre acerca de mi estado de ánimo, con un simple 'No me pasa nada.', pero él sabe que algo si me pasa, pero no soy capaz de contárselo, siento que no se lo tomará en serio. Se preocupa por mí, al ver que no estoy contenta, que no salgo con mis amigas como hacía antes. Mi madre simplemente pasa de mí, lo único que hacer durante el día es machacarme con cualquier cosa, buscando siempre mis defectos, y eso no me ayuda, la verdad es que me hace sentir peor. Intento buscar algo con lo que distraerme pero no lo encuentro. Sólo soy feliz cuando duermo, pero al despertarme empiezo a llorar. (Sí , estoy loca. ) Lloro de repente, sin ningún motivo aparente y abrazo a la almohada, pero no sirve de nada.
Y encima mañana es lunes, una nueva semana, dónde tengo que seguir dando lo mejor de mí para pasar este curso, pero la verdad es que ya no tengo ganas. Quiero rendirme. No me siento útil en este mundo. Siento que sin mí todo seguiría igual. No veo utilidad a mi existencia.
Mi gran problema es que pienso demasiado las cosas antes de actuar, quizá no debería hacerlo. Me preocupo mucho por las cosas y las personas aunque no lo parezca. Quizás me preocupo más de los demás que de mí misma. Mi forma de ser no tiene remedio, es lo que me tocó. El gran vacío de mi vida ahora mismo es él, es lo único que me falta. No veo justa esta situación, nada justa. Pero como dice mi padre: 'Es lo que hay.'

No hay comentarios: