domingo, 2 de mayo de 2010

Un mismo cielo que nos cubre y que nos hace reír como estúpidos.
La misma luna que vemos cada noche desde nuestras ventanas.
El mismo deseo que le pedimos a la más hermosa de las estrellas que hay en en cielo.
Lo único que nos queda por ahora, es vernos en nuestros sueños.

1 comentario:

Natalia :) dijo...

PRECIOSA!♥

Te quiero tamy!