domingo, 6 de junio de 2010

Can't be tamed.

Bien, puedo decir que he tenido bastante suerte en cuanto a cumplir mis sueños. He visto a la mayoría de mis grupos favoritos, que eran parte de mis sueños. He podido ver a las personas que más admiro dos veces y más cerca de lo que nunca había soñado, y sé que lo volveré a hacer. He conocido a unas personas que antes eran ídolos y ahora pueden llamarse amigos, lo cual nunca pensé que fuera posible. Tengo unos amigos increíbles, que se preocupan por mí, y siempre están ahí. Tengo una familia con sus más y sus menos, pero sé que si me pasara algo estarían ahí, aunque mi hermana sea una gilipollas aveces. Tengo comida cada día, una cama dónde dormir, una ducha donde limpiarme...hasta tengo suerte de poder asistir al instituto cada día y formarme para mi futuro trabajo, aunque no lo haga tan bien como debería.
¿Como puede ser que todo esto se derrumbe sólo por una persona?
¿Es posible que me sienta la persona más infeliz del mundo cuando él no actúa como espero?
No es justo, no veo nada, justo esta situación. Y me canso de ser yo la que tiene que arreglarlo todo y dar la cara. Pero ya está. Seguiré aquí siempre. Y si él quiere, estaré para él también, pero de momento no. Mis amigos, mi familia y todos esos ídolos se lo merecen más que él por el momento.

No hay comentarios: