domingo, 22 de agosto de 2010

D.



Tu manera de despertarme por las mañanas, tus bromas, tu miles de formas de hacerme reír, tu risa, tus opiniones, tus buenas palabras hacía mí, tus abrazos, tu impaciencia, tus cotilleos, tú y sólo tú.
Te voy a echar mucho de menos.
Es verdad que no sé sabe lo que se tiene hasta que se pierde.

No hay comentarios: