jueves, 30 de septiembre de 2010

¿Destino? Mierda.

Hoy creo que ha sido uno de los días más duros de mi corta vida.
Me he enterado que dos mis amigas van a pasar el fin de semana a Pamplona. Sí, señores a Pamplona, ¿y quién podría haber ido con ellas? Yo. ¿Y quién está en Pamplona? Él.

Genial. Increíble. Cuando me he enterado me he sentido como una mierda, no sabía que hacer conmigo misma. Ahora mismo me odio, me odio mucho. Tanto por él como por mí.
En estos momentos es cuando pienso... ¿destino? ¡Que le den al destino! Parece que alguien está empeñado en joderme, en que no esté con él. Estoy cansada ya, no tengo ganas de seguir inténtandolo. Aunque yo sea la única culpable en todo esto. No puedo más, me supera todo.
¿Acaso no me merezco ser feliz de una puta vez? Pues que baje Dios y me lo diga en la puta cara ¿vale? Tanto ser buena, portarme bien y hacer lo que debo; y nada, ¡nada! Mierda todo.

Ni la canción más optimista me ayuda ahora mismo. Ni siquiera aunque viniera ahora mismo Nick Jonas y me invitara a irme de gira con él me haría feliz. Porque estoy cansada de sentirme como una mierda ante todo, de sentir de que cuando lucho por las cosas nunca llegan...o lo hacen demasiado tarde. ¿Qué tengo que hacer? De verdad ¡decidmelo! Lo haré sin ninguna duda.

Lo peor de todo es que por este asunto estoy perdiendo la poca fe y las pocas ganas de soñar que me quedaban. Me canso. Intento seguir siendo fuerte y sonreír para no preocupar a la gente que me quiere. Pero llegará un punto en el que no podré, y como me cuesta tanto contar mis sentimientos, estaré mal y joderé mi vida por eso.
¿Bloquearle? ¿Borrarle? ¿No hablarle? Todo eso conlleva a olvidarle y no, no puedo. Ahora ya no. Está demasiado metido en mí y no hay remedio. Quizá necesite tiempo y conocer a otra persona, quizás sí. Pero nunca querré a nadie como lo he querido a él.
Puede que penséis que las relaciones a distancia son una tontería, pero para mí no. Es la única relación de verdad que he tenido, y de alguna forma el me ha hecho cambiar, para bien o para mal no lo sé, pero me ha cambiado. Y le quiero demasiado. Esto es una mierda.

No sé que haré, no lo sé.
Lo conozco desde hace 1 año, 7 meses y 26 días.
Le quiero con toda mi alma desde hace 4 meses y 6 días.
¿Hasta cuando seguiré así? No lo sé, pero lo paso mal, juro que lo paso mal.
Hasta que él esté a mi lado no seré feliz.

Nothing's change, noone can take your place,
it gets harder everyday.
I love you more than I did before.

No hay comentarios: