domingo, 19 de septiembre de 2010

Princesas y cuentos de hadas. (NO.)

Una reina durmiente que despierta con el beso de su gran amor.
Una princesa que deja a un lado sus joyas para abrirse en el mundo. Amantes separados que vuelven a reunirse.
Pero la vida no es un cuento de hadas y los finales felices son escasos y cada mucho tiempo: En la vida, la joven reina se vuelve una tirana y lleva a sus súbditos a la guerra.
Por eso necesitamos las películas para recordarnos que a pesar de todo, el amor aún puede florecer hasta en los sitios más improbables, y que a veces hasta los cuentos de hadas se hacen realidad.

No hay comentarios: