sábado, 6 de noviembre de 2010

A prince charming.



Todas queremos lo mismo. Desde pequeñas los hemos visto en las películas y hemos suspirado con cada uno de sus momentos. Nos hemos preguntado, ¿cuándo llegará el mío? Sé que suena tópico, pero todo es cuestión de tiempo. Tarde o temprano llegará nuestro príncipe azul, ese que arregle todos los problemas y nos haga inmensamente felices.
No, los de las películas no existen, por eso mismo salen en ellas. Nunca encontrarás el príncipe que te imaginas, siempre será algo que nunca te habías imaginado. Pero sea lo que sea, disfrútalo, vívelo y no dejes que nadie se interponga en tus momentos con él. Porque al final de todo, él será lo único que te importará, lo único que te empujará a seguir queriendo cumplir tus sueños más locos e improbables. Eso es lo que todas las chicas queremos un chico que nos haga sentir como la persona más importante del mundo como una princesa de las de los cuentos de hadas. Algún día aparecerá, y espero que cada una de vosotras sepáis apreciarle y querelo. No olvidéis que él será vuestro príncipe.
No tengo ni idea de como sería el hombre perfecto que debería ocupar ese nombre en la vida real, pero para mí ya existe alguien que es el referente claro de ello. Un chico que se preocupe por ti, que te cuide y te quiera a pesar de todo, es un príncipe. Así es mi príncipe.

1 comentario:

Vers dijo...

joder qué bonito