viernes, 12 de noviembre de 2010

Some people hide their every desire


Es curioso lo que uno puede recordar,porque yo no me acuerdo de cuando nací,ni recuerdo mi primer regalo de Navidad,ni tampoco se cuando salí de excursión por primera vez pero sí recuerdo la primera vez que oí la voz más dulce del mundo entero,yo nunca había visto nada tan hermoso en toda mi vida,era como un ángel.

No hay comentarios: