miércoles, 23 de marzo de 2011

Lo que echo de menos de Grecia.

Levantarme a las 7 de la mañana, prepararme corriendo, ver a Marta medio dormida y que no me conteste, ver a correr a Recarey para entrar en el baño para hacer pipí, sentir el contraste del calor al frío al salir al pasillo, bajar al comedor para desayunar, comer miles de cosas y quedar hartísima, ver a Miguel comer miles de cosas más que yo, compartir el Nesquik, beber esos zumos asquerosos, ir corriendo a la habitación para hacer la maleta, subir al bus y oír a Lifteros decir ''calimera...buenos días'', escuchar como Magdalena nos pregunta si estamos todos, ver la cara de dormidos de todos mis compañeros, ver como Nerea H. se prepara para empezar a dormir como cada vez que va en bus, tararear con Gorka canciones de los Red Hot Chili Peppers, pedirle a Montero que me cante un rap, llegar a un sitio diferente cada día y ver cosas nuevas y asombrosas, sacarle miles de fotos a Sara con la misma postura, ver los videos en la cámara de Araceli, llegar a un nuevo hotel, volver a deshacer las maletas y bajar a cenar, oír como Natalia se queja de que no le gusta la comida y a Rebeca ayudarle a que coma, las tonterías y los problemas de Irene con su cámara, ver a Clari robar manzanas, que Alba me diga ''creo que me gustas'' y que se ría porque me río, estar hasta las 6 de la mañana despiertos aún sabiendo que hay que levantarse a las 8, comer cosas nuevas, hablar en inglés con acento extraño, ir a tiendas de CDs donde te dicen que no tienen discos de Snoop Doog y sí los tienen, no saber como se dice quitamanías en inglés y querer comprarlo, ir al Starbucks tres veces a la semana, ir por primera vez al Hard Rock, hablar en inglés/francés con los recepcionistas ''go upstairs....but when?'', comer en áreas de servicio donde te clavan 10€ por un plato de 4 albóndigas y arroz, caminar hasta quedar sin respiración, estar casi a punto de morir en Meteora por culpa de hielo, ver nevar y que se me congelen las manos, acariciar a perros locos que se nos tiran encima, cantar canciones en el bus, que llegue la noche e irme a dormir con una sonrisa sabiendo que lo que me depara mañana será tan genial como lo de hoy.

Eso es lo que echo de menos....y mucho más.

3 comentarios:

Natalia :) dijo...

Increíble.
Me encanta tu entrada Tamy. Nada más que decir.

Claricholli dijo...

jo,es increible o mejor dicho...está GENIAL EH :)
te sigo :)
por cierto,una pregunta que sé que te estás haciendo: ¿Qué hacemos aquí y por qué no estamos en Grecia?

Airin dijo...

Esta entrada es irrepetible y única.