jueves, 14 de abril de 2011

Crónica de un décimonoveno cumpleaños.



Ya está, ya tengo 19 años. Otro año que pasa y este año más rápido que nunca. Sin ganas de celebrarlo y como si fuera otro día cualquiera. Acompañada de personas que se quedan hasta medianoche para felicitarme de primeras, otras que me felicitan nada más llegar a clase, otras que me felicitan porque alguien se lo ha dicho, otras me felicitan a pesar de que pasan de mí y otras ni siquiera lo hacen aunque sean las personas más importantes para mí.


No niego que me gustaría haber tenido una fiesta, celebrarlo a lo grande con todos amigos de verdad, estar feliz y sentir que de verdad le importo a alguien. Hoy debería haber estado muy feliz y no ha sido así, me he sentido más sola que nunca. Ha sido un día soso, igual, rutinario...ni siquiera mi cumpleaños ha podido cambiarlo. Nada cambio todo sigue igual. ''Diecinueve años después....'' sigo dentro de toda esta mierda.

No hay comentarios: