lunes, 12 de septiembre de 2011

La distancia, esa ''gran amiga''.

Aveces me paro a pensar en esa palabra llamada distancia, en ese significado con tanta importancia y es que hasta hace unos años, no podía haber llegado a imaginar que años más adelante, sería la cuestión principal de mis días grises. Porque no hay un día, en el que me levante pensando,donde estará. ¿Se acordará de mí? ¿Qué estará haciendo? Y es que,puede parecer raro,o como queráis,puede parecer casi imposible que queramos a alguien que esta a 1000 y su puta madre kilómetros de aquí,pero es así...

Quizá me precipite al pensar que esto que sufro día a día sea una enfermedad... una enfermedad que tarde o temprano desarrollamos todos y cada uno de nosotros... Esa tal enfermedad tiene el nombre de 'enamorado' sí, estar enamorado, supongo que todos habéis escuchado hablar de tal cosa,¿no? Y bueno,sinceramente,habrá gente que dirá:''pero si es imposible, no os vais a ver nunca'', o algo de eso, pero, no elegimos de quien nos enamoramos,simplemente pasa...y quien no lo comprende,es porque nunca le ha pasado,pero es duro...que tu sonrisa dependa de que alguien se conecte a un tuenti, de que te diga un hola,un te quiero..pero es así.
La gente seguirá pensado, ''pero si no os vais a ver'',pues,aqui esta la base de esto,en mantener la esperanza,y en pensar, .algún día puede ser que pase... Es duro tener que depender de otro, que tu felicidad sea correspondiente a la de otra persona, que tú estés bien, si él lo está, que tú rías si él ríe, que tú llores si él llora.. y es que esto funciona así, no decidimos nada, no mandamos sobre nuestros sentimientos, tan solo sentimos.
Me suelen decir que estoy enganchada al móvil todo el día, pero no es así, el móvilr es insignificante para mí, porque lo que de verdad me importa es lo que hay detrás... nunca pensé que una relación a través de una pantalla pudiese hacer que al despertar, sonriese pensando que le tengo, que a pesar de 1000 kilómetros de distancia, sé que existe, sé que es el único que me puede hacer reir y llorar con tan solo palabras, el único que puede volverme loca con un simple te amo, el único con el que trasnocharía noches y noches, hablando de cosas tontas pero que en el fondo, esas cosas tan tontas y tan absurdas, son unas de las pocas que realmente me hacen feliz. Y lo peor de esto,no es la distancia,ni las peleas,ni nada de eso,lo peor es la impotencia,sí,el no poder ir corriendo a darle un abrazo... a tener la duda que si cada vez que sale esta con una chica,a si se acuerdan de nosotros,a si se lian con gente, a querer besarle y no poder.
Lo peor es cuando estás mal llorando,no poder contarlo a nadie,porque te dirían que estás loca,y prefieres tragártelo todo sola a contarlo...La puta costumbre de mirar su Tuenti, la puta costumbre de pensar en cada segundo en él, en plantear un futuro, donde todo sea perfecto, en el que estemos los dos juntos, con una vida tan normal como la de cualquiera. Nadie deberia opinar sobre los sentimientos a distancia. Nadie sabe lo que es estar pendiente de una persona las 24 horas, nadie es lo que es estar enamorado de alguien que ni siquiera conoces, tan solo sabes que existe y que aunque fuese por un puto minuto, desearias abrazarle,besarle y decirle todas las cosas bonitas que sueles decirle, soltárselas mirando sus ojos, sintiendo que te ama como no ha amado a nadíe, sabiendo que si tú caes, él caerá detrás. Porque lo más importante no es que yo este enamorada, lo esencial es que ese amor sea correspondido.Pero bueno,todos esos pensamientos se van cuando hablas con él y esperas a que te conteste y le preguntas que como está,y mientras hablas con él piensas: ''buah, si pudiera decirte lo mucho que le quiero a la cara mirandote a los ojos''. También suele pasar que cuando él esta, te olvidas del mundo, no existe nadie más en ese momento, solo deseas hablar, hablar y hablar con él,que te cuente como le ha ido el día, si le ha pasado algo nuevo, si ha pensado en ti.. y es que en el fondo, aun que haya muchísima más gente en este mundo, que sean tus amigos o incluso mejores amigos, nunca llegarías a sentir tanto como lo sientes con él.. esas ganas de besarle en medio de una pelea, de decirle que se tranquilice, abrazarle y poder tumbarte en la cama, sabiendo que al otro lado, siempre va a estar él.

sábado, 3 de septiembre de 2011

Hoy no tengo padres, ni amigos ni nada. Hoy estoy sola.

Hoy a mi padre le ha dado por decir que paso de él y de mi madre. ¿Ah sí? Pues de puta madre. Se ha puesto todo chulito, sólo me habla para lanzarme indirectas; asi que para chulita yo que no pienso hablarle hasta que me se de cuenta de lo que tiene. Que se haga la víctima todo lo que quiero yo paso. Y que no se atreva a decir que no pienso en él que he dejado de hacer miles de cosas sólo para que no tuviera que darme dinero o pasarse la noche sin dormir para venir a recogerme. Me parece muy mal que diga todo esto, me jode; la culpa es mía por no haber pensando más en mí como hace todo el puto mundo. Conclusión: soy imbécil.

¿Amigos? ¿Qué es eso? Ah sí! Son esas personas que sólo te llaman cuando no tienen nadie más con quien pasar la tarde....pues de puta madre eh? Vais a quedar con quien yo os diga! No, es que hoy no puedo bajar, tenemos que quedar eh?, hace mucho que no nos vemos, en cuanto acabes los examenes voy a pasar un finde a Ferrol...Y UNA MIERDA QUE OS COMÉIS! Estoy cansada de esperar, de rogaros, de deciros mil veces para quedar a más de uno y que me deis largas o que después me dejéis plantada como a un pino. ¿Sabéis que os digo? QUE OS DEN. Hay una persona SÓLO UNA que lleva conmigo desde los 10 años, y que aunque me haya enfadado con él varias veces por culpa de terceras personas que no tenían ni puta idea, siempre vuelve y siempre está ahí para apollarme. Aprended un poco, no soy un muñeco. Ya sé que no soy perfecta, nunca lo seré, pero cuando tengo un amigo lo doy todo por él/ella y si todavía no lo sabes es que no me conoces una mierda. Conclusión: soy gilipollas.


Conclusión final: Quiero aprobar bachiller, hacer selectividad aprobarla y largarme a donde sea, si es Vigo mejor allí está él, allí tengo a un amigo de siempre. Perderos de vista a todos, no preocuparme y tener la oportunidad de conocer a gente nueva que sepa apreciarme. Porque estoy harta, cansada y sólo tengo 19 años.